Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

El medio ambiente
¿Seremos capaces de salvar el planeta? Más allá del tono apocalíptico que pueda leerse detrás de este interrogante, es indudable que uno de los más grandes desafíos que los tiempos modernos presentan para la humanidad es el descubrir la capacidad de edificar un desarrollo sustentable.
El agotamiento de los recursos naturales alcanza límites de irreversibilidad en muchos terrenos y aunque el desarrollo tecnológico pudiera generar a tiempo eficientes sustitutos es muy poco lo que podrá hacerse frente a la sistemática destrucción del ecosistema que nuestra civilización ha realizado durante las últimas décadas.
La creciente “conciencia ecológica” es, sin embargo, un dato esperanzador que desde las sociedades más avanzadas del mundo se extiende paulatinamente al conjunto del planeta creando nuevas presiones sociales a las que los Estados y las Empresas deberán adaptarse.
Como se advierte, la lectura de este contexto y el juego de especulaciones que podemos trazar a partir de las variables consideradas, arroja una lectura coincidente en términos de una posible evolución: todos los aspectos de la vida del hombre actual parecen encaminarse hacia un punto de quiebre que invariablemente significará un profundo cambio de paradigmas.
Contra la lectura clásica de los analistas de los últimos años del siglo pasado, la sociedad mundial no se encamina en una monótona evolución lineal hacia la profundización del modelo, sino que, si en todo caso este es el horizonte de los próximos años, no será otra cosa que el prolegómeno de un profundo quiebre de estructuras.
Esta dinámica “límite del sistema-quiebre-transición-nuevo orden” representa una lectura que acrecienta aún más un marco de profunda incertidumbre para las decisiones organizacionales.
Es como si el timonel de un navío que se debate en el medio de una tormenta, tuviera la convicción de que inevitablemente se acerca el buen tiempo, pero aún desconoce que tanta intensidad tendrá la tormenta aún y si conseguirá mantener su barco a flote hasta que llegue la calma.
¿Cuál sería el mejor proceder de dicho piloto? Mantener la firmeza en el timón, preservar a la tripulación y no perder de vista en ningún momento el rumbo.
Esta es también la receta más simple, pero a la vez la más eficaz, para la conducción de las organizaciones.
El secreto de supervivencia de las empresas se centra como nunca en su capacidad de dar una respuesta rápida al entorno y competir en función del tiempo, de manera tal de encontrar caminos de crecimiento frente a las múltiples realidades del contexto que la rodea.

Tomar decisiones correctas con datos incompletos es un ineludible requisito del management moderno y las posibilidades de construir una realidad organizacional, a partir de esta premisa se emparenta en forma directa con una arquitectura estratégica que se sustente en una gran dinámica organizacional.
En el marco del desarrollo tecnológico copiar un producto es muy fácil, lo difícil es copiar la calidad de funcionamiento de la organización.

La gestión y el liderazgo se convierten así en factores competitivos de mayor importancia que la tecnología y el apotegma de “la gente como único recurso productivo” se constituye en una verdad incontrastable.
“Cuidar la tripulación”, decíamos en nuestra metáfora de párrafos anteriores y desde que los modelos organizacionales más exitosos han probado estar sustentados en la interconectividad de equipos de alto rendimiento, tal vez no haya figura más elocuente para describir uno de los principales desafíos de la conducción empresaria.
Los nuevos conductores de las organizaciones deberán romper con el paradigma piramidal como parámetro de estructura organizativa, enterrando definitivamente el modelo jefe-empleado apoyado en el control como pauta de gestión.
La construcción de un genuino liderazgo gerencial apoyado en la mejora contínua de las conductas comunica-cionales y la creación de adhesivos sociales que permitan retener y desarrollar a pleno el talento humano, puede significar la característica distintiva de una nueva ecuación de creación de valor.
El signo de los tiempos así lo marca en forma inexorable.


Lic. Fernando Grosso
Secretario de Extensión e Investigación de la UAI

 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar