Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

Un elemento importante a incluir en este análisis (y del cual nos valdremos para arribar a las conclusiones finales de este capítulo) es cuál es el marco de influencia de esta lectura en relación con las dimensiones organizacionales que van más allá de la estrategia de negocios, es decir, el desarrollo mismo del modelo organizacional (su estructura, su modelo de valores, su management).
Si repasamos el cuadro anterior y recordamos la clásica afirmación de Chandler en términos de “la estructura sigue a la estrategia”, la respuesta se torna obvia: cualquiera sea la industria y el contexto regional en la que esta se inserta, la guía acerca del modelo organi-zacional más apropiado va a estar dada por las características de las tendencias de cambio estructural de la época (por eso los modelos de gestión empresaria han tendido siempre a universalizarse a lo largo de la historia).
Cuando muchas veces nos encontramos con el escepticismo frente a un determinado enfoque de gestión, con expresiones del tipo: “esto no es para nosotros”, probablemente estemos cometiendo un error conceptual adicional: confundir lo “modelizable” con lo “transicional”.
Lo modelizable representa el esquema a alcanzar, la proyección de la organización, lo estratégico en materia del diseño de la empresa. Lo transicional es el necesario proceso de adaptación cultural y los “desvíos” y concesiones que debemos hacer mientras llevamos la empresa hacia el modelo.
Si el conformismo o la falta de visión hace que nuestro análisis se acabe en lo transicional, sencillamente estamos perdidos.
Tanto hemos insistido en las tendencias de cambio estructural y los modelos empresarios derivados de la concordancia con ellas, que parece imprescindible antes de introducirnos de lleno en la problemática del management de la organización moderna, cerrar esta fase de nuestro trabajo con una rápida lectura de los principales indicadores y referencias del ciclo histórico que atravesamos.
Tratando de ser lo más esquemático posible, para no fatigar al lector con extensos análisis, queremos mostrar simplemente algunos hechos que representan las tendencias del arranque del nuevo milenio:

El marco político
El sistema político de la globalidad, definido en el entorno de las democracias occidentales, no será durante las primeras décadas del siglo, el modelo de paz social al que aspiraban los liberales del siglo XVIII. Con mayor o menor grado de degradación, los sistemas políticos se verán inmersos en una cada vez mayor crisis de las instituciones, signada fundamentalmente por la desconfianza de las nuevas generaciones en las clases dirigentes.
Este marco será propicio para el surgimiento de nuevas corrientes políticas heterodoxas que enfrentarán el desafío de edificar una sociedad distinta y sanear las instituciones republicanas.
No habrá margen para el imperio de modelos distintos o corrientes ideológicas demasiado apartadas de las estructuras vigentes, pero los nuevos liderazgos sociales surgirán de organizaciones extrañas a la lógica política tradicional de las democracias occidentales.
La transición hacia el recambio generacional en las clases dirigentes, será un período convulsionado en el que las relaciones entre los países y la “reglas del juego” de la política internacional pueden ser profundamente alteradas.
La amenaza del terrorismo internacional se convertirá, lamentablemente, en un dato de la realidad con el que habrá que convivir y que también generará transformaciones en los hábitos sociales y estilos de vida, fundamentalmente en las grandes capitales y conglomerados urbanos.
Con una ligazón cada vez más evidente en este sentido, tampoco será un dato menor el creciente poder del narcotráfico y su marcada influencia en el desarrollo de conflictos regionales.

La economía
La internacionalización de la economía y su fenómeno asociado: la transnacionalización de las empresas, signo distintivo de los nuevos modelos del capitalismo, encontrará cada vez más su marco de contención dentro de los bloques económicos de países, cada vez más fuertes como referencia obligada de nuevas realidades de comercio internacional.

El emblocamiento regional, obligará a las empresas a diseñar sus estrategias con un doble enfoque hacia el mercado global y la realidad local, dimensiones que deberán mantenerse en equilibrio.
Las crisis permanentes de los mercados de capitales serán una característica recurrente de la economía globalizada lo que producirá que los habituales ciclos económicos sean más cortos y con periodos de depresión más pronunciados, lo que generará una profundización de los modelos de exclusión de los países en vía de desarrollo durante algunos años, para luego descomprimirse en un ciclo que arrastrará profundos cambios en las relaciones económicas internacionales, fortaleciendo aún más a los bloques comerciales como modelo de referencia.
La explosión de los mercados asiáticos a partir de una creciente apertura de China al comercio internacional, también significará un importante catalizador para el surgimiento de un nuevo orden económico, si bien perdurarán por algunas décadas barreras culturales que pueden llegar a demorar el proceso.

La sociedad
Los más importantes analistas coinciden en identificar al factor demográfico como una de las principales fuerzas de cambio mundial de las próximas décadas.
La baja de las tasas de natalidad y a la vez el crecimiento contínuo de las expectativas de vida en los países desarrollados, marcarán una tendencia continua en el envejecimiento de las poblaciones, cuestión que admite varias lecturas:
Por un lado, es esperable más allá del impacto positivo que pueden tener las nuevas tecnologías en el desempeño industrial- una crisis de financiación de los sistemas de seguridad social, que acentuará la ya citada crisis de los mercados de capitales.
No obstante, en el terreno puro de lo cultural, el envejecimiento poblacional será disparador de nuevos hábitos de consumo y apoyará el fortalecimiento de nuevas industrias (por ejemplo, todo lo vinculado al tiempo libre, que ya hoy representa en volumen con todos sus derivados –turismo, espectáculos, deportes, etc.- la segunda industria a nivel mundial).
Paralelamente a este fenómeno propio de los países centrales, encontramos una tendencia totalmente opuesta en el seno de las regiones en vía de desarrollo, lo que acentúa el nivel de conflictividad derivado de las crecientes desigualdades sociales.
A partir de esta realidad, nos encontraremos con décadas caracterizadas por una importante afluencia de nuevas corrientes migratorias, lo que si bien por un lado se manifiesta como un factor de equilibrio dentro del sistema, arrastrará un inevitable recrudecimiento de conflictos sociales de raíz étnica y religiosa.
Una creciente violencia urbana, cambiará las características de las grandes urbes movilizando a las clases medias hacia los suburbios y las zonas rurales, fenómeno que a largo plazo es identificado por muchos como el embrión de un nuevo orden económico y el surgimiento de un nuevo humanismo como pensamiento social dominante.

El impacto tecnológico
Como describíamos en páginas anteriores, el signo de cualquier época histórica está signado por el tipo de tecnología dominante y las industrias que se edifican a partir de ellas.
Los inicios del siglo XXI arrojan indicios inequívocos acerca de las tecnologías que marcarán a fuego el devenir de las próximas décadas: las comunicaciones satelitales, la inteligencia artificial, la biotecnología e ingeniería genética, los nuevos materiales industriales derivados de ellas.
Los nuevos conglomerados industriales se verán más como polos tecnológicos construidos en torno a laboratorios de investigación y desarrollo con una vasta perisferia de industrias de servicios, que como “manojo de chimeneas humeantes” y éste es un profundo cambio de mentalidad que deberán asumir los países en vías de desarrollo.


 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar