Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

2. Los sistemas de salud
Todo lo hasta aquí señalado lleva a generar dificultades para las comunidades para sustentar el financiamiento de la salud, segmentado sus sistemas y creando inequidades.
¿Cómo han reaccionado ante estos desafíos económicos y sociales los diferentes sistemas que se ocupan de la atención de la salud?:
Los sistemas públicos intentan en primera instancia la contención del gasto mediante estrategias de atención primaria (prevención, educación para la salud, promoción de la salud) y en segunda reduciendo el gasto en la formación del recurso humano (disminución del número de residencias médicas).
Los sistemas privados han pasado de ser conducidos por médicos a serlo por administradores o por médicos capacitados en administración, han tratado de limitar las prestaciones, de reducir los honorarios que pagan por ellas, de aumentar los aportes por los pacientes o “usuarios” o de contener el gasto mediante formación específica del recurso humano.
¿Tiene este problema alguna solución?
La gestión social es muchas veces independiente del gasto. Países con un PBI más bajo que otros y con un gasto en educación y salud menor, tienen mejor gestión con índices de salud (promedio de vida, mortalidad infantil, etc.) y de educación que los que más gastan.
El país del mundo que más gasta en salud (EE.UU.- entre el 12 y el 14% de un alto PBI) tiene alrededor de 40 millones de habitantes marginados de la cobertura de salud y Costa Rica (8% del PBI) mantiene una cobertura casi total con una mortalidad infantil del 12 por mil y una esperanza de vida al nacer de más de 76 años4.

3. El desempeño de los médicos
Los médicos han sido afectados por todo lo antedicho, ya que su formación académica, científica y humanitaria contrasta con el lugar en que se toman las decisiones, que frecuentemente se hallan en manos de administradores con o sin demasiado conocimiento de las necesidades de la población.
El médico, formado para ejercer una medicina de alta calidad, aprecia al egresar que ha sido formado para ejercer en un mundo utópico que ofrece a la comunidad una prestación médica distinta, que no le es posible brindar, que su saber es demasiado caro e ineficaz y que las políticas de salud son dictadas primordialmente por el mercado. Esta sensación de frustración genera una reacción deletérea en muchos de ellos que los hace reactivos a la sociedad que integran, desentendiéndose de la responsabilidad en mantener la equidad de la prestación, la calidad de la misma y el control del gasto.
En Europa y en algunos países de América se ha descrito un síndrome que afecta a parte de la clase médica al que se ha se ha dado el Nombre de “Síndrome de Tomás”, tomando el nombre del médico representado en la obra de Kundera “La insoportable levedad del ser”. Este síndrome tendría como etiología esa frustración de los médicos en la dicotomía existente entre su capacitación y los límites reales que la sociedad marca a su actuación.
La situación actual de la actividad médica tiende a:
- La desaparición del trabajo individual.
- El predominio de la medicina ambulatoria sobre la hospitalaria.
- El trabajo en relación de dependencia.
- La retribución fijada unilateralmente por el empleador.
- La inestabilidad en los puestos de trabajo.
- Dilemas éticos entre su formación y la realidad laboral.
- Competencia por las medicinas alternativas.
- Necesidad de conocer patologías regionales o extraregionales.
- Restricción en el uso de la tecnología y los medicamentos disponibles.

4. La formación del recurso Humano en Salud
La educación médica enfrenta un desafío: los conocimientos y la información fenecen con rapidez por lo que los planes de estudio estructurados en base a disciplinas (asignaturas) se hallan obsoletos.
Es necesario entonces rediseñar el perfil del médico a formar, diseñar los planes de estudio centrados en la Comunidad, preparar al futuro médico para su inserción en un mundo globalizado y para la educación permanente incluyendo el aprendizaje de aspectos humanísticos inherentes a la medicina de todos los tiempos e ignorados en la mayoría de los planes de estudios (hasta hace poco tiempo), aspectos que de ninguna manera portan la obsolescencia mencionada.
Es imprescindible que el alumno “aprenda a aprender”, para que desarrolle su capacidad de educación permanente y continua, y que los docentes tomen en cuenta que los estudiantes no concurren a la universidad para aprender medicina sino “para aprender a ser médicos” por lo que el aprendizaje debe ser activo y la evaluación de conocimientos debe evolucionar rápidamente a la evaluación de capacidades.
La formación de un médico general , capacitado para fundamentar su actuación en la “medicina basada en la evidencia”, que sea capaz de actuar éticamente, a la vez de ser un promotor de la salud y un administrador del gasto es un imperativo actual para las escuelas de medicina, tal como lo es el desarrollo de una formación de postgrado que aliente la capacitación en servicio y complete la formación de pregrado esta vez en la especialidad.

En una encuesta realizada a médicos de EE.UU. por la Asociación Médica Americana, 75% de los encuestados aceptaron que realizan o solicitan más estudios de los requeridos, ya sea para apaciguar a los pacientes, prevenirse de juicios u obtener beneficios lucrativos secundarios5.
“Formar capital humano implica invertir sistemática y continuadamente en áreas como educación, salud y nutrición entre otras. A fines de siglo la inversión en educación se ha transformado en una de las de más alta rentabilidad” 6.

En síntesis, la Comunidad Académica debe tomar cuenta de esta realidad de la Globalización para poder adaptar sus acciones a la Comunidad global y formar los cuadros necesarios para que la tarea solidaria de todos permita a la Medicina adoptar los beneficios de la globalización y paliar sus efectos negativos.

 

Dr. Roberto Cherjovsky
Decano de la Facultad de Medicina

Bibliografía:
1 Sir George Alleyne (Subdirector de OPS/OMS 1995-199). Encuentro Continental de Educación Médica, Discurso de apertura. 1994, pag. 5-8.
2 Sagan Carl: El medio ambiente: ¿dónde radica la prudencia?. En “Miles de millones. Pensamientos de vida y muerte en la antesala del milenio” Pag. 93 Ediciones Bailén. Barcelona 1998.
3 Ferreyra JR. : Educación, práctica médica y necesidades sociales. Una nueva visión de calidad. Encuentro Continental de Educación Médica. 1994, pag. 9-18.
4 Grynspan R. : Nuevas visiones y retos en política social en América Latina. Cuadernos de Gerencia Social, pag. 50. Ed. Universidad Hebrea Argentina Bar Ilán. Buenos Aires, 1998.
5 Figini HA : La medicina que estamos viviendo ¿Qué pasa en la práctica médica ?. Revista de la Asociación Médica Argentina, 1998 ;11(4) :22-27.
6 Kliksberg, B. : Repensando el Estado para el desarrollo social. Cuadernos de Gerencia Social, Pag. 32. Ed. Universidad Hebrea Argentina Bar Ilan. Buenos Aires, 1998.

 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar