Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

Muchos de los inconvenientes
que tienen los alumnos en
comprender los temas pro
puestos por los docentes tiene su origen en la dificultad de identificar cuáles son los conceptos más importantes y cómo se relacionan entre si.
La construcción de nuevos conocimientos comienza con la observación de acontecimientos o de objetos. Para aprender significativamente el individuo debe tratar de relacionar esos nuevos conocimientos con los conceptos y las proposiciones relevantes que ya posee. Sólo pueden aprenderse nuevas ideas, retenerse útilmente y aplicarse en otros ámbitos si se refieren a conceptos o proposiciones ya disponibles.
Aprendemos cuando intentamos dar sentido o establecer relaciones entre los nuevos conceptos y los conceptos y conocimientos existentes o con alguna experiencia anterior. El aprendizaje, denominado significativo, surge cuando la nueva información puede relacionarse de modo no arbitrario y sustancial con lo que el alumno ya sabe.
Un mapa conceptual es un esquema que representa un conjunto de significados conceptuales dentro de una estructura de proposiciones. Proporcionan un resumen esquemático de lo aprendido, ordenado jerárquicamente. En la realización de trabajos escritos o de exposiciones orales, el mapa conceptual puede constituirse en una herramienta valiosa que le permita a los alumnos organizar sus ideas
El conocimiento, en los mapa conceptuales, está organizado y representado en todos los niveles de abstracción, situando los más generales e inclusivos en la parte superior y los más específicos en la parte inferior.

El aprendizaje significativo

El aprendizaje significativo, propuesto por Ausubel [1], como fundamento de los mapas conceptuales plantea que la estructura cognitiva del ser humano está formada por conceptos y relaciones entre ellos ordenados en una jerarquía. Tal organización, además, debería corresponderse con la jerarquía conceptual propia de cada disciplina.
El aprendizaje es un proceso constructivo. Las actividades que el estudiante realiza tienen como finalidad construir el conocimiento; se trata de una construcción personal de la realidad por la que el sujeto estructura los contenidos informativos que recibe en el contexto de la instrucción. Esta construcción personal pone de manifiesto las diferencias individuales en el aprendizaje.
El aprendizaje es un proceso activo en el que el sujeto tiene que realizar una serie de actividades para asimilar los contenidos informativos que recibe. En este sentido, lo que se aprende depende de lo que se hace, es decir, de las actividades realizadas al aprender; según el estudiante repita, reproduzca o relacione los conocimientos, tendrá un aprendizaje repetitivo, reproductivo o significativo.
Todo nuevo aprendizaje significativo requeriría conectarse, de algún modo, con los conceptos ya existentes en la estructura cognitiva del que aprende. El factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que alumno ya sabe, por lo tanto es tarea del docente averiguar esto y enseñar en consecuencia.
Este forma de aprendizaje requiere del esfuerzo deliberado por parte de los alumnos para relacionar el nuevo conocimiento con los conceptos relevantes que ya posee y esto exige, en primer lugar, que el contenido del aprendizaje sea potencialmente significativo y, además, que el alumno tenga voluntad de aprender significativamente. Si el material informativo no tiene una estructura significativa no es posible producir un aprendizaje en tal sentido. En segundo lugar, es necesario que el alumno tenga una disposición favorable a aprender significativamente, esto es, de relacionar lo nuevo con lo almacenado en su memoria.
La teoría del aprendizaje significativo propone un conjunto de ideas que serán utilizadas en la realización de mapas conceptuales

Organización jerárquica

La estructura cognitiva está organizada jerárquicamente (figura 1.1) con las proposiciones y los conceptos menos generales y más específicos subordinados a las proposiciones y conceptos más generales e inclusivos.
Esta idea incorpora el concepto de inclusión, es decir, la nueva información se puede relacionar e incluir bajo conceptos más generales. Una buena estructura jerárquica, para un material que se deba aprender, comienza con conceptos amplios y continúa con conceptos más específicos y menos inclusivos.

[1] Psicología educativa: un punto de vista cognitivo. Ausubel , D. P.


 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar