Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

Dentro de los primeros límites ur-
banos de la ciudad, pocas eran
las calles que se trazaron. Y salvo
su ancho, nada queda de aquellos tiempos; como tampoco queda de épocas más recientes.
Es posible que los primeros nombres oficiales que tuvieron las calles porteñas, hayan sido impuestos por iniciativa del gobernador Salcedo, en 1734, tomados del santoral católico.
Anteriormente, la nomenclatura se correspondía con los templos y conventos a que daban frente, o por las casas de vecinos importantes, plazas, edificios públicos, comercios, o cualquier otro elemento o circunstancia significativa que sirviera como referencia.
Aparecen así calles como “De la compañía de Jesús”(Bolívar), “Mayor” (Defensa), “San Juan Bautista” (Albina), “San Francisco de las torres” (Rivadavia), “Cabildo”(H. Irigoyen), “Santa Catalina” (Venezuela), “San Pedro” (Chacabuco), “Santo Domingo” (Av. Belgrano), “San José” (Perú), entre otras.
La única que ha conservado su nombre es la tradicional Avenida Santa Fe, antiguo “Camino Santa Fe”, donde se iniciaba el trayecto hacia esa ciudad (fundada por Juan de Garay pocos años antes de instalarse en Buenos Aires).
Las sucesivas administraciones de la ciudad fueron pautando distintas alternativas para el ordenamiento de la nomenclatura de las calles, su registro, y funcionamiento administrativo.
División parroquial



Así, en 1769 se hizo la primera división parroquial, recordemos que hasta ese momento sólo la iglesia matriz (catedral) cumplía las funciones parroquiales, siendo ya demasiado grande la ciudad como para contar con una única administración eclesiástica.
También hubo divisiones administrativas en otros aspectos, como la creación de seis carteles llevados a cabo bajo la gestión del Virrey Vertiz en 1778, que permitió elaborar el primer patrón del que se tiene registro, donde aparecen mezclados los nombres oficiales y vulgares o habituales que se daban a las calles.
El siguiente cambio administrativo, correspondió a la administración del virrey Santiago de Liniers. Mandó a poner número a las casas y a las calles y plazas, entre los que aparecen denominaciones alusivas a las acciones militares durante las invasiones inglesas, y a muchos de sus protagonistas más destacados, tal como aparece en el plano de 1808.

 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar