Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

      La interpretación es un proceso complejo. Se trata de transformar, en parte, aquellas cadenas significantes que funcionan como fantasmas, permitiendo que en su lugar aparezcan otros fantasmas. En algún momento cambia la obra y ya no es necesario padecer de esa enfermedad, de ese dolor, lo cual no significa que deja de funcionar el mundo psíquico del sujeto.
       Y en este texto se ve con claridad: el relato de un sueño diurno puede provocar repulsa o placer.
       El poeta nos sitúa en posición de gozar, sin hacernos ningún reproche, de nuestras propias fantasías. Y eso, también, es la interpretación: poner al sujeto en posición de gozar de aquello que estaba construyendo en su vida para gozar.
       Freud muestra además en este artículo que un sujeto psíquico no es otra cosa que un sujeto social. Cuando el poeta adquiere la capacidad de generar en nosotros un placer con su obra, su obra es eminentemente social. No hay sujetos psíquicos y sujetos sociales. Si no hay sujeto psíquico, no hay sujeto social.
       Por ejemplo, un médico que prescribe 100 mg. de una droga en vez de los 10mg. que son terapéuticos, tiene forcluído el Nombre del Padre, es un sicótico, no es un sujeto psíquico ya que niega la identificación primordial, por la cual el hombre se identifica con la especie mortal. No reconoce que proviene de madre y padre como una organización sexuada, porque la especie tiene que reproducirse.
       En cambio el neurótico ha pasado, evidentemente, por ese trance. Toda su vida en un intento de escaparse de ser mortal, allí donde lo acepta, se acabó la neurosis.
       Y la pulsión de muerte no tiene que ver con la muerte, tiene que ver con las maneras de separarse, de despedirse, de puntuar la escritura. En la aceptación de ser mortal está todo incluido. Sin ese tipo de amor que plantea el psicoanálisis, no hay humanidad.
       En el acto de la creación, dejo de lado una vida llena de goce para producir una obra que atienda las razones de la vida de otro. Si no se suspende la vida no hay creación, no hay psicoanálisis.
       El poeta deja de vivir para escribir ese poema, que si además sirvió para dar ánimo a alguien, o ser sostén en el campo de batalla, o materia prima para el poema de otros, entonces amó con lo que no tenía, porque el poema no sale de su interior, a quien no es.
       La deuda simbólica se paga con la vida, quiere decir que si fui trasmitido de tal manera, tengo la obligación de trasmitirlo de esa manera.

       Insisto, la poesía no es conocimiento. El poeta nada sabe acerca de cómo produce el placer en los otros, no conoce el mecanismo íntimo.
      Busco en los hombres el mecanismo que los hace ser poetas, y determino que en cada hombre hay un poeta, es decir, que no es una función especial, por eso que es correcto practicar el psicoanálisis en los grupos de creación, ya que si en todos los hombres habita un poeta, ser sólo periodista por ejemplo, es una enfermedad grave ...entendiendo la humorada...
       La poesía no es conocimiento, y el psicoanálisis tampoco. Eso no quiere decir que no haya que estudiar a Freud o a Lacan, pero la teoría es clínica.
       Morir no es tan fácil, volverse loco no es tan fácil, tienen que estar dadas lascondiciones. Lo que no se puede es pretender curar de la neurosis para hacer bien el trabajo, no, el psicoanalista tiene que llorar en el diván, tiene que desarrollar su neurosis en transferencia, no en la calle.
       En el último Manifiesto que escribí, por ejemplo, aludo a ciertas cuestiones como las drogas o el alcohol, que no sabemos qué tan malas son porque cada día nos sorprenden con novedades, pero lo que sí sabemos es que son cuestiones del Estado. Pero realizar mal la tarea, eso es cosa nuestra y está mal.
       Cuando el psicoanalista no está ligado a la Institución, cada crisis del paciente repercute en él, y cada una de sus crisis repercute en los pacientes. Si está en la cadena de trasmisión, nada de esto sucede.



 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar