Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

      Jean Jackes Rousseau (1712 - 1778), autor de "Emilio" o "De la educación", texto capital para la Pedagogía moderna, había enviado a sus propios hijos, uno a uno y apenas nacían al hospicio. Estas criaturas en la inclusa tuvieron alimentos, cuidados, asistencia médica y estuvieron inexpuestas a la contaminación del medio externo.
       Están también los key children, que son niños que solo tienen la llave de su casa para entrar y salir y que por razones laborales de sus padres permanecen la mayor parte del tiempo solos, llegándose hasta los niños maltratados.
       Sin embargo, la crianza, que es el mayor desafío vital cuando se trata del propio hijo, es en esencia y primariamente afecto y guía. Ser madre o padre no se agota con ser el autor biológico de una (su) consecuencia genética; es transmitir valores, ejemplo, ser permanente presencia, sostén y contención. Importa esfuerzo y sacrificio, renunciamientos, esmero constante por el bienestar de la prole dando la vida por el hijo, de ser necesario.
       La familia es ese grupo humano que por naturalidad, normalidad y moralidad constituye el ámbito por antonomasia donde se crían los hijos, lo que se canaliza a través de los alimentos espirituales que nutren y ennoblecen más que los materiales, que en sus mínimos ciertamente tampoco pueden faltar, desde que éstos no alcanzan más que para la supervivencia y el hospitalismo.
       Considerada como la célula básica de la sociedad, cuerpo social intermedio válido, la familia es institución vital en cualquier tipo de sociedad asumiendo las condiciones estructurales, vitales y funcionales que le han garantizado hasta ahora su permanencia en la historia.
       Las transformaciones paradigmáticas de las últimas décadas dan cuenta del replanteamiento de todo tipo que va desde lo económico, social, político, hasta lo ideológico, cultural y afectivo, lo que implica que las instituciones sociales y humanas están influidas por estos impactos, a la luz de los cuales modifican su funcionamiento.
       En suma, siendo otra la costumbre vital no podemos dejar de lado la mentada crisis de valores que cruza, fluye y se vive, por lo menos en Occidente afectando a todos, cuya gravitación en lo personal dependerá del esclarecimiento de cada uno y del compromiso que se asuma para construir un futuro mejor.
       No escapan a la crisis humana e histórica los expertos en asuntos de familia en sus diversos planos de actuación -personal, familiar, social- porque los cambios de contexto en el concierto mundial tocan con todas las esferas del pensamiento humano, quienes se ven rozados también por las situaciones en que actúan, recreándose su dimensión humana y emotiva en todos los casos, superándose la idea tradicional de impermeabilidad.

       Si bien el presente estudio concierne a las responsabilidades familiares y sociales que generan los vínculos de parentesco durante toda la vida, como al crecimiento de la familia y de la humanidad en los nuevos marcos temporales, se centra puntualmente la atención en el segmento institucional constituido por los expertos en la materia desde que la familia se ha convertido en los últimos años en una entidad litigiosa.

LA FAMILIA Y SUS FORTALEZAS NATURALES. 

     Concebida como célula básica de la sociedad en la que sus miembros están unidos por parentesco, la familia -podríamos decir como cohorte- en su decurso vital atraviesa todo tipo de vicisitudes, de origen multicausal (interno y externo), de menor o mayor entidad o intensidad, lo que se llama avatares de la vida: porque la vida es como el río, que no es puro caudal pasajero sino también márgenes y accidentes.
       Séneca decía que la vida es milicia. Sea como aventura humana o peripecia personal, la vida es siempre abierta, dramática, es trayectoria biográfica y en las diferentes épocas los grandes temas que han preocupado y angustiado al hombre son siempre los mismos, porque son temas eternos y lo seguirán siendo mientras el hombre y la mujer sigan siendo miembros de la gran familia humana.
       Y con más razón en cualquier cambio de milenio en que se tiene la sensación de estar atravesando una mutación del hombre como especie organizada, sensación de crisis que permea al individuo, la familia y la sociedad, entidades que están en interacción permanente.
       Es de señalar, que en este umbral de época inéditamente todos acompañamos la marcha de este mundo, cuya nota tónica es que tenemos soluciones viejas para resolver problemas nuevos. Resulta constatable, a través de las transformaciones y reformas de primera magnitud que se producen, la ocurrencia de innovaciones puntuales del pasado de irrupción global en la gran masa al límite de que la situación en sentido global no puede continuar por haberse roto el equilibrio más o menos estable.


 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar