Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

Kevin Kelly, fundador de la re vista "Wired", autor del libro "The New Rules of the New Economy" y miembro de "Global Business Network", organización especializada en la planificación de escenarios, sostuvo en su conferencia en Buenos Aires (1999: pág. 41) que más allá de los cambios en relación a la tecnología, lo menos perceptible es que "todos los cambios están, en alguna medida, interconectados". Y es la interconexión la que está provocando una profunda discontinuidad no sólo en el mundo de los negocios, sino en las relaciones sociales y el comportamiento de los individuos.
      Un punto en común entre los electrodomésticos, los distintos aparatos de electrónica de consumo hogareño, las PC's, los automotores y muchos otros artefactos, es que todos ellos poseen chips.
       Claro que no todos estos chips cumplen con las mismas funciones. En casos como el lavarropas automático solo realizan una serie simple de procesos, mientras que en una computadora su función es muchísimo más compleja. Pero aún funcionando en forma independiente, con distintos niveles de complejidad, internarse en un hogar medio es internarse en un mundo de chips.
       Este universo lleva a pensar en la necesidad de interconectar a todos esos aparatos para funcionar desde un solo mando, y no como hasta ahora donde el consumidor debe encender, apagar y controlar cada máquina por separado. De esta manera nace el concepto de redes hogareñas. Aprovechar esa capacidad de múltiples chips en el hogar e interconectarlos y a su vez enlazar estas redes con la red que conecta al mundo: la internet. Esta es la plataforma de construcción de las casas inteligentes, donde cuando suene el despertador se encenderán las luces, la cafetera, la radio; donde el consumidor podrá comunicarse por internet y controlar el funcionamiento de todos sus electrodomésticos. Los consumidores disponen en la actualidad de los dispositivos y programas que permitirán construir este hogar del futuro, como es el caso de la empresa italiana Merloni, quien fabrica un horno a microondas que navega en la Web, envía y recibe e-mails, posee agenda, notebook, calendario y lista de compras. O un lavarropas que selecciona el mejor programa de lavado para cada prenda y se controla a distancia por teléfono celular o internet. Incluso puede solicitar servicio técnico comunicándose automáticamente con el centro digital de servicios.
      Este escenario es posible en la medida que exista un lenguaje en común que permita interconectar todos estos aparatos. Y este podría ser "Jini", que quiere decir mago en árabe, un software desarrollado por la empresa Sun Microsystems, basado en la tecnología Java, su lenguaje de programación en internet.
Cualquier equipo puede así comunicarse con otro a través de esta red hogareña. Esto abre las puertas para que internamente o en forma remota, se puedan controlar todos los sistemas y máquinas del hogar. En definitiva permite que los artefactos de la casa se conecten con que solo tengan incorporado un chip con este programa y a su vez que todos los dispositivos se comuniquen vía internet a nivel mundial.
       Si esta tecnología logra imponerse, provocará cambios sumamente profundos en las industrias vinculadas al consumo masivo -electrodomésticos, electrónica de consumo, telecomunicaciones-.Y por otro lado representa grandes oportunidades en el ámbito de los servicios asociados -por ejemplo reparaciones de electrodomésticos vía internet-.
       Este proceso no se circunscribe únicamente al mercado de las redes hogareñas. En la actualidad internet se ha constituido en un eje alrededor del cual convergen las distintas tecnologías y dispositivos conformando una telaraña que enlaza individuos y organizaciones en todo el planeta.
       Independientemente de que el teléfono no es hoy la única forma de enlazar una PC a internet -hay opciones como el cable módem o la internet inalámbrica- la red telefónica constituye el basamento de la conexión de millones de computadoras en el mundo. Entonces, la interrelación entre internet y la telefonía es un paso natural en el proceso de convergencia.
       Además de los programas de telefonía que permiten comunicar a dos PC's vía internet -lo cual tiene sus problemas ya que es útil sólo si las dos máquinas están conectadas en forma simultánea- hay sitios en la red, como Net2Phone, que proveen a los usuarios un software para hablar de una computadora a un teléfono. Al efectuar la llamada a un costo sensiblemente inferior a las llamadas de larga distancia, se constituyen en una alternativa de comunicación no sólo para particulares sino para empresas que actúan en los mercados internacionales. Incluso estos programas brindan también la posibilidad del envío de fax por internet, a un costo también menor en comparación con la utilización de la línea de telefonía fija. La convergencia de la internet con la telefonía representa así una seria amenaza a la industria establecida. En este caso, a las empresas de telefonía que deben repensar su estrategia en relación a los precios frente a una competencia que hace del costo su herramienta para conquistar mercados.

 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar