Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

      El corner fue creado para brindar la posibilidad de anotar goles de cabeza mediante un centro ejecutado desde la esquina del campo, pero si le quitamos la posibilidad de ejecutar directamente el centro al área porque se encuentra a una distancia inalcanzable y con una pelota muy pesada, caeremos inevitablemente en lo que Menotti llama falsear gestos deportivos. El dice al respecto que : "se debería ir acompañando el desarrollo físico de los niños, hacerlos jugar en canchas más pequeñas, con balones más pequeños, menor tiempo y con arcos más pequeños, para que a medida que van creciendo aumentar progresivamente las dimensiones, para no perder el cariño por el fútbol, porque en grandes dimensiones no pueden expresarse, entonces trampean gestos para poder hacer las cosas normales. Además de los atrasos técnicos, tenemos otra realidad, que es la del incompleto desarrollo técnico que significa moverse en espacios tan amplios y tengo que recurrir nuevamente a conceptos de Menotti "en espacios de 120 mts por 65 mts además de desvirtuarse gestos técnicos se omiten, porque se produce acostumbramientos peligrosos que no desarrollan lo más difícil del fútbol que es el trabajo en espacios reducidos; el fútbol es el manejo del espacio, el tiempo y el movimiento y si se desvirtúa uno de esos aspectos el cambio es importante".
       Estamos frente a una organización de nuestro amado deporte, y que para comenzar a ser reestructurado debe partir de una organización apoyada en lo científico.
       Sumado a todo esto está la exigencia del torneo y de los dirigentes y padres, que están ansiosos de obtener el triunfo, cuando no también la del entrenador,
que a través de la obtención de títulos, cree que aumentará su prestigio y él será el más capaz. La realidad muestra que en nuestro país el deporte fútbol y su popularidad no están aprovechadas al máximo, porque bien estructurado y organizado brinda una gama de posibilidades educativas que, no es fácil decirlo, no se han aprovechado hasta el presente.

       En nuestro país el fútbol está pensado especialmente como un negocio mediante el cual se pueden obtener grandes sumas de dinero y en consecuencia solo sobreviven los más inmediatamente aptos y excepcionalmente exitosos, porque no se respeta el tiempo de desarrollo de cada individuo. Está todo desvirtuado, interesa más el campeonato de baby-fútbol que el niño que practica fútbol en un club importante de primera línea o en el peor de los casos el niño practica fútbol en las dos instituciones con lo que nos encontramos ante un chico que a los 9 a 10 años está saturado de fútbol y no encuentra motivaciones en el club y en el deporte formal porque el cansancio supera su ímpetu y deseos de demostrar lo que aprendió durante la semana de entrenamiento.
       El que manda en la mayoría de los casos, es el resultado y bajo esa carga emocional es muy difícil obtener un niño creativo y libre; por consecuencia tampoco vamos a obtener jugadores talentosos. Con todo esto no quiero decir que no debe haber competencia, la competencia debe existir pero con ciertos lineamientos y con otra organización de los torneos; debemos fomentar el gusto por el fútbol y a través de este brindar todas las posibilidades educativas. El fútbol del progreso ya no se practica en los potreros, entonces debemos organizarlo de tal forma que no lo desvirtuemos como juego formativo de la personalidad que es.


 

 

 




Lic. Eduardo Espona
Facultad de Motricidad Humana y Deportes
Universidad Abierta Interamericana


 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar