Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

       Al Gore no duda en calificar de arrogancia intelectual la incapacidad de la teoría económica de incorporar en los costos la pérdida de los recursos naturales. Gore califica como ciego, irracional, distorsionante, absurdo, obtuso, entre otros adjetivos, el criterio de productividad vigente.
       Sin embargo, más allá de cierto punto, reconoce, el valor económico del aire puro, del agua limpia, del sol reflejado en un lago, de la diversidad de la vida, es del todo incalculable, Pero no se puede concluir que, porque no tiene precio, carece de valor. En palabras de Oscar Wilde: “Cínico es el que conoce el precio de todo y el valor de nada”.
       Heilbroner, a su vez, hace referencia a los efectos adversos de la producción, tales como la contaminación, cuyos costos son “externalizados” por las industrias hacia la sociedad y los particulares.        La disfuncionalidad de los criterios productivistas ha generado un violento conflicto entre la moderna sociedad industrial y el sistema ecológico del planeta.
       Sin embargo, la enorme inercia de los intereses económicos en juego se pone en evidencia cuando advertimos que ni Al Gore, a pesar de la lucidez de sus diagnósticos y de su investidura como actual vicepresidente del Estado más poderoso del planeta ha podido revertir esta situación.


Perspectivas Futuras

        Esta consideración de los supuestos subyacentes de nuestro paradigma civilizatorio conducen a reflexionar que, mientras sigamos anclados en los con ceptos de hombre, de naturaleza, de racionalidad, de progreso, de economía, de temporalidad, vigentes
en el proyecto de desmesura en el que aún estamos comprometidos, no habrá una auténtica solución a los problemas ecológicos.
       Creo necesario que la humanidad comience a pensar seriamente en la necesidad de límites, en vez de dejarse arrastrar como hasta ahora por un dinamismo irracional e irresponsable.
       Es urgente re-definir las ideas de progreso y desarrollo, desde criterios que superen el mero economicismo tecnocrático, y que respeten las dimensiones éticas, culturales, sociales y ecológicas.
       Hay que volver a pensar el concepto de racionalidad, desde una perspectiva que respete la complejidad de lo real, en vez de visualizar como hasta el presente solamente las variables cuantificables. Debemos tomar conciencia que nuestro sistema de conocimiento, como advierte Edgar Morin, no es completo ni cerrado. Nuestro conocimiento debe tomar conciencia de sus propias limitaciones y saber dialogar con el misterio del mundo.

       El encuadre antropológico en que nos movemos debe ser a su vez revisado y, de tal modo, volver a establecer nuevas relaciones entre el hombre y la naturaleza. El antropocentrismo de nuestra herencia cartesiana debe dar lugar a una idea del hombre como formando parte de la naturaleza y no como dueño de la tierra.
       En este sentido, es oportuno recordar la sabiduría olvidada de nuestros pueblos aborígenes. La carta que el Jefe Settle, en respuesta a la oferta de compra de las tierras de los swanish, envió en 1844 al Presidente Pierce, nos muestra otra forma de concebir nuestro lugar en la Tierra:
       ¿ Cómo podéis comprar o vender el cielo, el calor de la tierra? Esta idea nos parece extraña. No somos dueños de la frescura del aire ni del centelleo del agua. ¿ Cómo podríais comprarlos a nosotros? ....Esto lo sabemos: la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra. El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella... Todas las cosas están relacionadas como la sangre que une a una familia. ....



María J. Regnasco
Prof. de Problemática del Mundo Actual
e Historia de la Ciencia y la Técnica
Universidad Abierta Interamericana


Bibliografía:

Gore, Al, La tierra en juego, Barcelona, EMECE, 1993
Heilbroner, El capitalismo del siglo XXI,
Barcelona, Península, 1996
Morin, E., Para salir del siglo XX, Barcelona, Kairós, 1982
Morin, E., El método, III, El conocimiento del conocimiento, Madrid, Cátedra, 1988
Morin, E., Introducción al pensamiento complejo, Barcelona, Gedisa, 1994 Morin, E., y Kern, A., Tierra Patria,
Buenos aires, Nueva Visión, 1993 Regnasco, M. J., Crítica de la razón expansiva - Radiografía de la sociedad tecnológica, Bs. As. Biblos, 1995 Regnasco, M. J., El imperio sin centro - La dinámica del capitalismo global, Bs. As., Biblos, 2000
Rifkin, J., Las guerras del tiempo,
Bs. As. Sudamericana, 1989
Rifkin, J., El siglo de la biotecnología, Barcelona, Crítica, 1998
Toffler, A., El shock del futuro,
Plaza-Janés, Barcelona, 1992.
Yunus, M., Hacia un mundo sin pobreza,
Barcelona, Andrés Bello, 1998


 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar