Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

       Pero con la computadora, se introduce una nueva perspectiva temporal: su unidad de medida es el nanosegundo, que representa la mil millonésima parte de un segundo. Nunca antes el tiempo había sido organizado sobre la base de una velocidad que superara el nivel de la conciencia. El nuevo tiempo computarizado representa la abstracción final del tiempo y su separación completa de la experiencia humana y de los ritmos naturales del planeta.
        La computadora representa la última expresión tecnológica de la obsesión de nuestra cultura por la eficiencia: convierte el tiempo en información y la información en utilidad.
       A su vez, con las nuevas investigaciones en biotecnología, se proyecta acelerar los tiempos, no sólo de las máquinas, sino de la naturaleza misma, mediante la creación de nuevos “seres vivientes”, que, se espera, crecerán más pronto, rendirán más y lograrán una eficiencia óptima. Con ello, como observa Rifkin, los biotecnólogos creen que tienen el control del proceso evolutivo de la vida misma, que pueden controlar el devenir evolutivo de la naturaleza, apurando sus tiempos. Nuevamente, el delirio de omnipotencia traspone todos los límites.
       A su vez, la carrera mundial por patentar el acervo genético del planeta constituye la culminación del proyecto de apropiación y dominio abierto en la modernidad.


La Idea de Progreso y Desarrollo

        La dinámica acelerada que con el tecnocapitalismo comenzó a expandirse por el mundo fue interpretada por los filósofos de los
siglos XVIII y XIX como progreso y desde esta idea se legitimó la explotación de la naturaleza y la política colonial. El credo del progreso, aceptado de forma irreflexiva, proporciona aún hoy la ideología a un proyecto de desmesura que impone de manera irresponsable los cánones de la hiperproductividad, el hiperconsumo y la destrucción consecuente de los ecosistemas. El progreso se mide exclusivamente desde los criterios de productividad, de eficiencia y de expansión del capital, desestimando los criterios éticos, culturales y ecológicos.
       A su vez, la idea de desarrollo es, como afirma Edgar Morin, sub-desarrollada. La idea imperante de desarrollo es una idea tecnocrática, que sólo ve la máquina industrial y nunca al hombre. Pero Edgar Morin ve al mismo tiempo que el sub-desarrollo no es sólo la sombra del pasado, que el crecimiento industrial y tecnológico pronto dejaría atrás, sino un sub-producto inevitable de ese mismo crecimiento.
       Un criterio alternativo de progreso ha sido propuesto por el economista M. Yunus, quien afirma que debería medirse de acuerdo al mejoramiento sustancial de la mitad más pobre de una región.


La Economía

        La economía de mercado ha logrado índices de productividad nunca alcanzados con anterioridad. Sin embargo, como señala Al Gore, la economía, como cualquier otra tecnología, proporciona nuevos poderes al precio de distorsionar nuestra relación con el mundo.
        Todo paradigma proporciona un marco de referencia que permite seleccionar qué datos de la realidad se consideran relevantes de acuerdo con criterios, intereses y valoraciones que no siempre son percibidos conscientemente. De igual modo, el sistema económico, afirma Gore, padece ceguera parcial. Ve unas cosas y otras no. Evalúa rigurosamente las variables susceptibles de cuantificación, en función de cálculos económicos que sólo tienen en cuenta la maximización de las ganancias. En cambio, ignora el valor de otras cosas, más difíciles de comprar y vender, como el agua fresca, el aire puro y la diversidad de la vida en el bosque.
       El indicador fundamental del crecimiento económico de un país es el Producto Bruto Nacional. Pero, al calcularlo, los efectos devastadores de la industria sobre el medio ambiente no se contabilizan como gastos. En cambio, sí se calcula el deterioro de máquinas y camiones, de edificios y fábricas. De esta manera, cuando un país subdesarrollado tala medio millón de hectáreas de bosque, el dinero obtenido por la venta de la madera se contabiliza como parte del ingreso de ese país. Pero si bien el deterioro de las sierras y camiones de transporte figurará entre los costos, no ocurrirá lo mismo con el deterioro del propio bosque. Es así, comenta Al Gore, como los economistas consideran la rápida y despiadada destrucción del medio ambiente como algo irrelevante.
       La definición del PBN y otros parámetros clave son revisados por la comunidad internacional, bajo la supervisión de la ONU, cada veinte años. Economistas como Daly, Repetto, Costanza y otros han insistido en la necesidad de introducir cambios. Pero, aunque se ha reconocido el problema, se ha argumentado que la implementación de los cambios no es oportuna.
 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar