Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

La observación y el trabajo en las escuelas de fútbol me ha motiva- do a proponer algunos criterios que creo son los correctos, o al menos, están fundamentados en las distintas ciencias auxiliares de la educación.        Hablo de educación porque el tomar un niño y facilitarle la adquisición de ciertos fundamentos, implica un hecho educativo para el que no cualquiera está capacitado.
       El profesor recibe una persona formada con una herencia, un potencial y necesidades, pero la evolución psicológica y física condiciona su desarrollo educativo – deportivo.
       El niño no puede adquirir ciertos conocimientos si no supera o alcanza determinados estadios de evolución. He visto como en algunos casos se les exige a niños que no tienen estructurado el espacio cabecear una pelota impulsada por un compañero en forma de “centro”,

desconociendo totalmente que para realizar esta acción se debe tener una estructuración correcta del tiempo y para llegar en el momento justo a la pelota, el movimiento para saber cuándo y cómo ejecutar el golpe de cabeza; y fundamentalmente el “espacio” , conocimiento más difícil de adquirir porque es de origen abstracto para que le ayude a comprender al niño la ubicación de esa pelota en el aire. Aquí nos encontramos con el problema de ejecutar un movimiento que en principio parece muy simple, pero que no lo es tanto y que para realizarlo correctamente, primero debemos facilitar

la adquisición del esquema corporal, luego la observación del objeto independiente de sí mismo y por último el logro de los conceptos de tiempo, espacio y movimiento. Por supuesto, además de estos conceptos generales, corresponde la adquisición de la técnica del golpe de cabeza sin la cual sería imposible efectuar correctamente esta acción.
       La idea de este trabajo es intentar introducir a la enseñanza del deporte fútbol y en especial en las escuelas de fútbol, un carácter científico apoyando las acciones que se realizan en la función de enseñar, sobre los principios básicos educativos, intentando ganar así un campo más logrado para el querido “fútbol”.
       Natural y paulatinamente el niño va superando de a poco su egocentrismo inicial, dando paso a una posición más objetiva para dirigirse a los seres y hacia el mundo exterior.
       Nos encontramos entonces en el mejor momento para iniciar lo que llamo una Escuela de Fútbol Educativa – Formativa.
       Decidí llamar así, a esta iniciación al fútbol porque entiendo, como expresé antes, que él debe fundamentarse en la pedagogía y la didáctica para formar personas que no solamente gusten de la práctica del deporte, sino que el proceso de enseñanza les deje algo más que la obtención de conocimiento técnicos y tácticos.
       El fútbol brinda grandes posibilidades en el aspecto educativo en general, pero debemos conocer hasta dónde puede llegar como hecho educativo. Según Wallon, entre los 6 y 12 años, el niño dirige su curiosidad al mundo exterior. Es la edad de la inteligencia “concreta”, en la que los objetos son identificados en función de su utilidad. El niño utiliza, modifica y transforma objetos, pero, y acá está lo importante, lo hace a través de un sistema de reglas y valores fijos, reglas de juego, reglas de valores. Busca así una causa para realizar cada ejercitación ya que comienza a comprender que las cosas no se hacen porque sí. Este es el momento del inicio del proceso.
       Para la práctica del fútbol lo fundamental es, en primer término, la estructuración del esquema corporal pero después o al mismo tiempo,

 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar