Universidad Abierta Interamericana
Inicio Institucional Facultades Cursos y Eventos Bienestar Comunicación Servicios Online Transferencia Investigación ?

megatendencia en nuestros días, concerniente a la dignidad de todos ante todos, sin cabida para la asimetría en cuanto a su reconocimiento y ponderación.
       Los valores personales en el siglo XXI deben ser los nuevos principios rectores, los que paradójicamente existieron siempre, formulados ahora en una perspectiva diferente y más severa, como criterios éticos referenciales y muy aptos para el consenso, de imperioso fortalecimiento.
       El contrapunto dialéctico ha de ser siempre de superación y perfeccionamiento, acaso alguien proclamaría trabajar para una sociedad peor?
       La responsabilidad, la coherencia, la regla de oro y los derechos humanos son cánones necesarios para una vida digna, sustento de una convivencia ordenada, respetuosa, justificada y, por ende armoniosa y justa.
       Resulta por tanto impos-tergable la internalización de los valores personales también en la conciencia colectiva, jugando un rol importantísimo la educación orientada hacia el Nuevo Humanismo.


La Nueva Familia

       La familia clásica en su evolución específica abre paso a una nueva forma, bastante parecida a la anterior, pero erigida sobre distintos pilares que prioriza a la persona y sus valores, que nada tiene que ver con la concepción dinámica y longitudinal

de la familia de las sucesivas fases o configuraciones. La costumbre vital de esta época, en la Era de los Derechos Humanos que canaliza la nueva familia ha de inspirarse en una orientación que focaliza la atención en la persona, centralizándola como una consideración primordial. En la postura que se expone la persona es a la vez un repertorio de valores personales, patentes y latentes, que constituyen el encofrado del proyecto familiar, cuyo esencial subyacente es el amor. De todas maneras la familia no está exenta de las visicitudes propias de la vida privada, íntima y doméstica, argumental y siempre dramática y abierta, ni tampoco de las contingencias de su contexto desde que hoy todos –y en todas las instancias vitales- acompañamos la marcha de este mundo. Los valores cardinales subrayados edifican y apuntalan la nueva familia –a mejor argamasa mayor solidez- y, a través de la misma trascienden y fortalecen la sociedad, por lo menos, mientras el hombre y la mujer sigan siendo humanos e integrantes de la gran familia humana.

Dra. María Delia Bueno
Secretaria de Relaciones Internacionales
Universidad Abierta Interamericana

* Ponencia seleccionada para que la autora co-presida la Comisión de Familia del II Encuentro de Docentes Universitarios Católicos por el Jubileo 2000 (Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de Buenos Aires, Bs. As, 26/28 de octubre de 2000).

 
Universidad Abierta Interamericana - Tel: (+54) 11 4342-7788 (rotativas) - contacto@uai.edu.ar
Facebook Twitter YouTube RSS UAI Noticias Radio Conexión Abierta

Política de Privacidad - Términos y Condiciones - © Copyright 2017 -- Data Fiscal data fiscal

Para consultas técnicas escriba a Soporteweb@uai.edu.ar